El mayor rival de Chacarita. Por Gustavo Szpigiel

 

 

Cuando a principio de temporada se evaluaba cuántos ascensos había, la pregunta de mucha gente era: ¿Cuál es el equipo que acompañaría a Chacarita? La vara alta que dejó después de ese segundo puesto detrás de Talleres y la forma de juego que desplegó el equipo de Gastón Coyette presagiaba un “desfile” Funebrero por última vez en el Nacional B.

La salida de Jonathan Menéndez y de Ian Escobar dejaron un hueco importante, la lesión de Pedro Fernández, otro. Tanto crédito había acumulado el técnico de Chacarita que casi no hubo resistencias a la salida del último ídolo, el Piojo Damián Manso, que se fue por la puerta grande y mostrando que su recorrido en el fútbol no fue casualidad.

Chacarita es una institución dominada por los avatares políticos internos y externos. Pero nunca tuvo beneficios de la política, siempre fue perjudicada. Las “operaciones” no son nuevas, sucedieron siempre, y los “fantasmas” aparecen, por supuesto, cuando la pelotita no entra.

Las “malas” noticias o lo que sucede dentro del vestuario siempre salen desde adentro del club. Puede ser un dirigente que quiere poner un palo en la rueda, puede ser un jugador que no está contento con el DT de turno porque no lo pone o hasta puede ser alguien cercano al cuerpo técnico con el afán de “tantear” el resultado de una futura decisión. Pero rara vez se inventan.

Cuando hablamos del crédito que se ganó el técnico (hoy seguramente menor al que tenía cuando comenzó el año), se debe exclusivamente al mérito de formar un equipo al que muchas veces dio gusto verlo jugar: el de promover jugadores de inferiores, de ir a verlas y tener un diálogo fluído con el coordinador, Luis Marabotto, y dirigir a un equipo que en base a todo esto viene peleando por ascender desde que él llegó. Y hoy, a 13 fechas de finalizar el torneo, está a cuatro puntos de ese lugar.

Cuando Coyette toma la decisión de que Manso no fuera más parte del equipo sabía que iba a tener resistencia y, sin embargo, pesaron más sus convicciones al pedido de la gente.

Hoy el ídolo es el Burrito Diego Rivero, casi un grito de guerra en cada partido. El técnico tomó la decisión de excluirlo en una semana movida, con rumores de pelea entre el capitán y el entrenador, desmentida por todas las partes. Para Coyette, Rivero viene jugando mal desde hace varios partidos, lo esperó y no tuvo respuestas. Decidió sin medir “la inteligencia” de no hacerlo esta semana. Nuevamente sus convicciones superaron al clamor.

Por ese lado, un técnico que avanza sin mirar a los costados y al que no se le puede reprochar absolutamente nada más que estar o no de acuerdo con sus decisiones futbolísticas.

Pero por el otro, la “grieta” dirigencial, que está y no se desconoce. Aquellos que toman decisiones y los que sienten que no se les consulta. Se miran con recelo y en algunos casos hasta ni se saludan;  también, hay que decirlo, afuera hay otros que se refriegan las manos disfrutando de esta interna.

Al plantel se le debe dos meses, es verdad que Chacarita está embargado desde octubre por los juicios, no le ingresa dinero fresco y hasta ahora llegó con lo que había entrado a pricipio de año por lo de Menéndez, Escobar y (Nicolás) Blandi. Tiene que entrar lo de Rodrigo Aliendro, Agustín Rossi y ver qué pasa con Cristian Guanca. Mientras tanto, se llega a fin de mes como se puede y con algunos inconvenientes que se van solucionando en el día a día.

Todo esto en un equipo con pretensiones de ascender. Con la potencia que tiene como club popular en el fútbol argentino, la inmensa cantidad de hinchas en todo el país (hinchas, no socios) y en el mundo, hacen que sea increíble que no lo logre.

Y es cierto que si la pelota pega en el palo y entra, Coyette es Guardiola, Rodrigo Salinas es el mejor goleador de la historia de Chaca y Miguel Mellado es la “joya” que el club estaba esperando. Todo depende del resultado final en el partido que tiene que jugar semana tras semana, que no es contra Chicago, Argentinos, Brown de Madryn o Ferro. El partido que tiene que ganar Chacarita es contra su mayor rival, el más complicado, el que siempre le gana, y es contra el mismo Chacarita. El día que le gane, podremos soñar con jugar la Copa Libertadores

Gustavo Szpigiel

13 pensamientos en “El mayor rival de Chacarita. Por Gustavo Szpigiel”

  1. Con la misma vara que mide a rivero diciendo que no esta jugando bien deberia medir a casas o casas esta jugando bien y no me di cuenta-

    Me gusta

  2. lo saca a riveroo xq biene mal y lo pone a IBAÑEZ??????? es no puede jugar ni en el potreroo dejate de joder!! no digo que se vaya coyete ehhh digo que no sea tan pelotudoo!!!! casa otro horrible mas yo digo pagan x jugar esos muchachos?

    Me gusta

  3. Desde 1980;salvo Cerrutti y algun otro; todos los direigentes que tuvimos se encargaron de destrozar la rica historia del club, son MEDIOCRES Y CORRUPTOS,solo les importa sus intereses personales,VERGUENZA deberia darles a todos los dirigentes

    Me gusta

  4. Sr. Szpigiel, cuánto le paga a usted el técnico Coyete para que hable bien de él??? Esta defendiendo a un caprichoso que insiste con salir jugando de abajo cuando sabemos q con estos jugadores es inviable, bancó a Casa, a Paredes de central como única alternativa de recambio, inventó a Menéndez de cuatro, borro a Manso, Bordacahar, Milla, Rossi, Melivillo, y la frutilla del postre borra A RIVEROOO. Demasiado, para alguien que todavía no ganó nada.
    Hay que tener cuidado con lo que se publica, ya que ustedes tendrían que ser imparciales, sino la credibilidad hacia usted en este caso, va a dejar de existir.

    Me gusta

  5. muy bueno, pero creo que el periodismo deberia ser mas amplio en la información, decir quienes tienen diferencias en la comision, cuales son los juicios que generan los embargos y a cuanto ascienden los mismos, tambien decir cuales son los montos de las ventas y a que se adjudican cada uno de los ingresos, cuando se abona el salario a los jugadores.
    Siempre observamos que cuando se empieza a perder partidos, aparecen los juicios que uno nunca sabe de quien son, y aparecen los meses que se le deben al plantes.
    Creo que todo debe ser mas transparente si queremos progresar y llegar a primera

    Me gusta

  6. tristisimo presente institucional, cualquier exito en lo deportivo roza el milagro. que pena que solo los muchachos de la gloriosa se atrevan a hacer comentarios, parece que otros tienen comprado el silencio… asi las cosas no cambian mas.-

    Me gusta

  7. En la audición radial de Gustavo queda claro que lo de Rivero es un problema personal. Lo dio como un problema personal de un jugador destacadísimo. Por una casualidad, supe de ese problema mientras Chacarita jugaba el amistoso contra Independiente. No lo saca porque no esté rindiendo. Lo mismo pasó con Melivillo en Lanús.

    Me gusta

  8. quisiera saber cuales son los embargos ,el club es de los socios y los socios tenemos el derecho de saber lo que pasa en el club ,y lo de RIVERO ya aguantamos que se valla MANZO y nada no puede ser que ahora borren al burrito ,con coyete no se gano nada para que tenga tantos veneficios

    Me gusta

  9. Estimado Spigel
    De antemano le quiero agradecer que mencione problemas en el club. En los años que han pasado desde que tenemos acceso a la comunicacion via internet no habia leido de ningun periodista partidiario mencionar problemas del club ni de planteles. A mi entender, pilares fundamentales de que el club este condenado perpetuamente a la desidia institucional y manejes turbios por parte de las CDs, barra, jugadores y DTs. Claramente en chacarita hay complices por accion y sobre todo por omision ya que los que actuan en general son pocos y al parecer los mismos de siempre y los que omiten necesariamente son muchos los que pasillean el club, ven cosas que los enferman (o no) y se quedan callados.
    Coincido con usted en que en el pais y en el exterior somos muchos los hinchas y pocos los socios. Estimativamente, la relación socios/hinchas a mi me da 0.1. Es decir que solo el 10 % de los hinchas somos socios… Existe tras esto, y me refiero a la desidia societaria, todo un problema filosófico de la palabra socio, ya que en Chacarita parece que el socio no cumple ningún otro rol mas que el de pagar una cuota: No se lo tiene en cuenta para nada, no se le da ninguna explicación, ni puede participar en ningún tipo de decisión del club, y eso es un problema de estatuto. Por lo cual, mas que socio vendría a ser un contribuyente parecido a la de la ideología Romana.
    De hecho, y esto es una suposición, si se presentara algún desconocido como dirigente del club estoy seguro que seria rechazado por no ser nadie.
    De lo deportivo, y de las deudas, etc.. creo que no hace falta aclarar nada, Chacarita hace decadas que esta varios pasos atras institucionalmente como para encontrar una solucion rapida. De hecho, se ha probado con mil recetas excepto con la de empezar a construir un club de verdad, sin deseos ni ambiociones politica/economicas.
    Aguante Chaca!

    Me gusta

  10. la verdad es que si despues de leer el comentario sobre el que coincido totalmente con ger63277 hay im.beciles que se la siguen agarrando con coyette es para llorar.

    Si se les debe a los jugadores se tienen embargos y dirigentes peleados solo a los borrachos y a los infradotados se le puede ocurrir que se puede ascender en esas condiciones-

    Se esta mas cerca de desaparecer que de llegar a primera

    Felicito a Szpigiel por su claridad por lo general el periodismo partidario ha sido desde hace 25 años por lo menos, parte del problema y nunca aporto a la solucion

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s